قصة الأندلس |Historia del #Al-andalus / Ep.1

Episodio 1

En el nombre de Al∙lâh [1], El Todo Misericordioso, El Muy Misericordioso.

bienvenidos todos! La historia de los musulmanes en España comenzó el año 92 de la Hégira, con su entrada en la Península Ibérica; y terminó el 897 cuando salieron de allí. Por lo que su estancia en España duró unos 805 años. ¡Qué enriquecedora puede ser esta historia! La historia de esta civilización comenzó hace 1400 años, 800 de los cuales se desarrollaron en España. Sin duda, esta historia contiene un montón de lecciones, hazañas, conspiraciones, triunfos, traiciones, y muchas lecciones que aprender en la vida. Es como si fuera un tesoro que está lleno de significados varios y joyas que podemos asimilar en la vida. ¡Abramos este tesoro, pues!

Seremos como los viajeros que recorren las distintas regiones. Iremos a Granada, el último lugar de donde partieron los musulmanes, pasaremos por Córdoba, Toledo, y Madrid –al norte de Toledo-. Luego, iremos hacia el sur, a Ceuta en la orilla del Mediterráneo y a la frontera con Marruecos, y subimos al norte cerca de Francia… ¿Nos acompañaréis en este viaje para extraer estas riquezas y poder aprender? Esta es la historia de Al-Ándalus.

¿Porqué contamos la historia de Al-Ándalus?

1) Os relato la historia de Al-Ándalus porque es una historia de convivencia, de la falta de convivencia, de la unión, y del conflicto. ¿Con cuál de estas opciones nos quedaríamos? Así se podría resumir la historia de Al-Ándalus. Juro por Al∙lâh, que esta historia es como un espejo que refleja la nuestra. En realidad, no estoy aquí para relatar leyendas, sino para mostraros un espejo en el que podemos ver nuestra realidad. ¿Con cuál de esas opciones os quedaríais?

En Al-Ándalus, cuando había convivencia y compresión, se llegaba al el éxito. Pero, cada vez que combatían, sucumbían todos al fracaso. ¿Sabéis qué significa convivencia? Se trata de la aceptación mutua, del respeto y cooperación con el objetivo de conseguir prosperidad para todos. Necesitamos aprender esta lección en estos momentos. Y por eso, os relato la historia de Al-Ándalus.

2) La historia de Al-Ándalus es una combinación mágica, que acoge tres civilizaciones, culturas y religiones diferentes. No ha existido semejante combinación en toda la historia antigua, excepto en Al-Ándalus. Las tres culturas son: los árabes, los marroquíes de la tribu Imazighen, y los ibéricos peninsulares. Tres culturas con tres religiones diferentes: musulmanes, cristianos, y judíos. Por eso, Al-Ándalus es un regalo de Al∙lâh, sin el cual la humanidad no habría conocido ningún avance ni desarrollo. Pues la mitad de la civilización humana pudo irradiar gracias a esta tierra. En pocas palabras, cuando España se desarrolló, el mundo consiguió avanzar. Esto indica que, quien quiera fundar una civilización, tiene que lograr esta combinación mágica. Un musulmán andalusí era diferente de cualquier otro musulmán que vivía en el resto del mundo árabe, aunque fuera un emigrante de origen árabe. Un andalusí fue mucho más creativo que los demás gracias a esta combinación mágica y a la aleación de las tres civilizaciones. En cuanto a Europa, en aquel entonces, los pueblos vivían edades oscuras anteriores a la llegada de la civilización andalusí. Gracias a esta, se consiguió iluminar la civilización y el conocimiento.

3) Me dirijo a los jóvenes, hombres y mujeres, que buscan la superación en la vida, y les pregunto: ¿Conocéis a una sola persona que pudiera influir en el cambio de la historia del mundo? En Al-Ándalus hay muchos héroes que cambiaron la historia humana, como ‘Uqba Ibnu Nâfi’, Mûsa Ibnu Nusair, y Tariq Ibnu Ziyâd quienes penetraron en Al-Ándalus; una tierra que siguió incandescente a lo largo de 800 años. Asimismo, en esta historia destaca el nombre de Abdul Rahmân Ad-Dâjel que estuvo a punto de ahogarse, pero llegó después a ser el hombre que unió Al-Ándalus estableciendo una gran civilización. Otro ejemplo es Yûsuf Ibnu Tashfîn que se dirigió desde Marruecos, con ochenta años de edad, para ayudar en la tarea.

En consecuencia, os relato la historia de Al-Ándalus para que los jóvenes aprendan de las historias exitosas. Una joven como Fâtima Al Fahriya fue un entorno de aprendizaje para Europa. ‘Aisha Al Horra enseñó a las mujeres cómo podían ser libres. Sin embargo, aquí surge otra pregunta: ¿por qué os relato la historia de Al-Ándalus particularmente en estos momentos? Porque nuestro hoy se parece mucho al ayer. ¡Musulmanes, apresuraos, despertad, abandonad los conflictos, y adheríos a la convivencia y unidad! Esta es la intención que quiero presentaros en este programa. ¡Prestad atención!, ya que Al∙lâh tiene leyes constantes en el universo. Al∙lâh, Enaltecido sea, dice lo que se traduce como: […No encontrarás nada que pueda cambiar la práctica constante de Al·lâh, ni encontrarás nada que la altere.] ( Surat Fâter “El Originador”: aleya 43).

Así, las leyes de Al∙lâh son fijas; la unidad lleva al triunfo y los conflictos conducen al fracaso.

¿Por qué los musulmanes se tuvieron que marchar de Al-Ándalus a diferencia de otros países musulmanes?

¿Sabéis cuál es el misterio? Es la unidad nacional. Los andaluces nunca se vieron a sí mismos como andaluces; siempre fueron sectas. Puntualizando soy árabe, soy yemení, soy omeya, soy abasí, soy cristiano, soy marroquí, soy beréber… sólo se identificaron como andaluces por muy poco tiempo, en la época de Ibnu Hazm.

El pueblo que ignora la unidad nacional, cae y se pierde, y al contrario, el que se adhiere a ella, perdura. Por eso, el Profeta (SAAWS) [2] nos enseñó que el amor por la tierra es parte del îmân.

¿Qué os parece empezar la historia desde el principio? Comencemos la historia por la entrada de los musulmanes en España en el año 92. Este estaba lleno de orgullo y dignidad. Entremos en Al-Ándalus.

El comienzo:

EL comienzo de la historia tuvo lugar en África del Norte, precisamente en Marruecos, que se consideró la arteria principal de Al-Ándalus. Pues le insufló ese espíritu que siguió vivo a lo largo de 800 años.

La verdad es que, si no fuera por Túnez, Argelia, Marruecos y sus gentes, la civilización andalusí nunca habría existido. En consecuencia, la historia comenzó con el acceso a África y Marruecos. Aquí, destaca un gran héroe de quien debemos hablar. Es ‘Uqba Ibnu Nâfi’, el primer explorador de África del Norte, y el fundador de la ciudad de Qairawân.

‘Uqbah Nació en La Meca, y cuando tenía nueve años de edad, se produjo la victoria en La Meca. El Profeta (SAAWS) murió cuando él contaba los diez años. Es primo por parte de madre de ‘Amr Ibnul Al ‘Âs –que Al∙lâh esté complacido con él–. Su historia comenzó con una visión que el Profeta (SAAWS) había tenido en un sueño. Esa visión provocó grandes aspiraciones y anhelos en su corazón.

El Imâm Muslim relató la visión como sigue: El Mensajero de Al∙lâh (SAAWS) dijo: “Era como si estuviese en la casa de ‘Uqba ibn Nâfi’, y él me traía a mí y mis compañeros dátiles frescos de Medina”. La gente le preguntó: ¿Y cómo lo has interpretado?, Mensajero de Al∙lâh? Dijo el Mensajero (SAAWS): “yo lo interpreté como una postura elevada que ‘Uqba conseguirá en este mundo y en la Otra Vida”. ¡Mirad cómo el Profeta (SAAWS) estimula la ambición en el corazón de un niño!

Estas palabras formaron el futuro de este niño que vivió para el Islam desde que tenía diez años y hasta su muerte a la edad de sesenta y dos años.

Por eso, se debe animar a los niños y a los jóvenes y señalándoles grandes aspiraciones a realizar. ‘Amr Ibnul Al ‘Âs adoptó al niño, y empezó a desarrollar sus talentos, enseñándole la caballería y otras habilidades. A los quince años de edad, ‘Uqba se incorporó al ejército de ‘Amr Ibnul ‘Âs y se preparó para partir al Sham (actual Siria, Palestina, y Jordania) en la época de ‘Omar Ibnul Jattâb –que Al∙lâh esté complacido con él-.

Empoderar a los jóvenes

Cuando ‘Uqba tenía dieciocho años, pudo presenciar el triunfo de los musulmanes en Palestina y la mezquita de Al Aqsa. A los veinte años atendió la conquista de Egipto con ‘Amr Ibnu Al ‘Âs quien trabajó en ese momento como gobernador de estas tierras, cuando ‘Uqba tenía veintiún años.

‘Omar Ibnu Al Jattâb -quien creía en la importancia de empoderar a la juventud- envió a ‘Amr Ibnu Al ‘Âs ordenándole emplear a los jóvenes, asignarles tareas, y ayudarles preparándolos para ser líderes.

Por eso ‘Amr Ibnu Al ‘Âs le encargó a ‘Uqba hacer algunas tareas, la primera de las cuales, a sus veintidós años, era encabezar un grupo de expedicionarios para explorar la tierra de Barqa en Libia. Tres mese después, ‘Uqba volvió con un informe detallado que contenía todo tipo de información acerca de esa tierra, de su gente, y la posición de los Romanos allí, quienes ocupaban todo el norte de África en aquel entonces.

Tras su vuelta con el informe, ‘Amr Ibnu Al‘Âs le asignó como tarea proteger las fronteras del oeste y del sur de Egipto. ¡Imaginad a un joven de unos veintitrés años con semejante responsabilidad! Tras salir exitoso de esta misión, le asignó una nueva: conquistar el país de Nubia. ‘Uqba combatió en severas batallas, pudiendo finalmente conseguirlo.

‘Amr le asignó otra tarea cuando tenía veintisiete años, que era conquistar Barqa. ‘Amr Ibnu Al ‘Âs era el capitán de este ejército, en el que ‘Uqba Ibnu Nâfi‘ era el comandante de campo. De hecho, los musulmanes pudieron finalmente entrar en Barqa.

‘Uqba se colocó como primer experto en los asuntos de África. Más tarde, a los 28 años de edad, pudo conquistar y entrar en Trípoli sin la presencia de ‘Amr Ibnul Al‘Âs. Al llegar a las fronteras de Trípoli, no pudo conquistarla porque contaba con un castillo amurallado. Por lo que lo asedió durante unos meses, quedando inconquistable a pesar de ello. ‘Uqba formaba parte de esos compañeros a quienes Al∙lâh respondía a sus suplicas, por eso empezó a rogar a Al∙lâh que abriera el castillo para ellos. Además, no tenía barcos para conquistarlo desde el mar. Unos siete días de súplicas continuadas a Al∙lâh, hicieron que el agua del mar volviera a fluir y así pudiera acceder al castillo desde el mar. En consecuencia, ‘Uqba pudo entrar en él desde este punto, triunfar y conquistar Trípoli. Su gran problema fue lo inhumanos que fueron los habitantes de esa tierra, lo que le dificultó el trato con ellos. ‘Uqba no pudo aprender cómo podría convivir y ganarse a la gente de este país.

Es verdad que quien tiene la iniciativa siempre puede cometer pequeños errores. Pero la ventaja de quienes siguen a ese emprendedor es que pueden aprender de esos mismos errores.

Por tanto, Musa Ibn Nusair aprendió de los errores de ‘Uqba y los corrigió. Tras la toma de Trípoli, los barbaros y los Romanos pudieron recuperar la tierra. Al mismo tiempo, ‘Uqba deseaba continuar las conquistas hasta Túnez. Por eso, ‘Amr Ibnul Al ‘Âs envió a un mensajero a ‘Omar Ibn Al Jattâb pidiéndole su permiso. ‘Omar Ibn Al JaTtâb, que era un gran estratega y pensador, le respondió diciendo: “¿Cómo van a conquistar más tierras sin daros a conocer a los habitantes de las tierras conquistadas y protegerlos?” Por eso rechazó su petición. ‘Omar Ibn Al Jattâb pudo analizar la escena desde lejos ya que tenía amplitud de miras. Más tarde, ‘Omar murió, y ‘Ozmân Ibnu ‘Afân se convirtió en califa. ‘Ozmân destituyó a ‘Amr Ibnul Al ‘Âs y asignó a ‘Abdul Rahman Ibn Sa‘ad Ibn Abi Al Sarh. El nuevo gobernante quería realizar una nueva hazaña y en este tiempo, el comandante de campo era ‘Uqba Ibn Nâfi‘. Por lo que pidió a ‘Ozmân permiso para conquistar todos esos países. ‘Ozmân, que no tenía la misma visión que ‘Omar Ibn Al Jattâb, aceptó y le mandó diez mil combatientes, entre los cuales estaba ‘Abdul·lâh Ibn ‘Abâs y ‘Abdul·lâh Ibn ‘Omar, siendo ambos de los grandes compañeros del profeta (SAAWS), siendo ‘Uqba su líder.

¡¿Imaginad el poder que estuvo en manos de los jóvenes?!

‘Uqba pudo conquistar muchas tierras con este ejército, como Túnez, done fundó la ciudad de Al-Qairawan, después se adentró en las montañas de Argelia, y después en Tánger, hasta conquistar todo el norte de África, llegando a la orilla del mar, justo enfrente de España.

La fitnah (Los conflictos encendidos contra el califato de ‘Ozmân) tuvo lugar, y el califa fue asesinato. En estos momentos, ‘Uqba desapareció durante ocho años. ¿Por qué? ‘Uqaba rechazó participar en esta fitnah manifestando: “Por Al·lâh, mi arma nunca matará a un musulmán”. Algunas personas dijeron que le vieron en Tánger, otras en Barqa, y otras dijeron que le vieron circunvalando por la Ka’ba.

Es muy difícil para un gran líder desaparecer de esta manera, excepto cuando tiene un gran propósito: no quería participar en la fitnah y en el derramamiento de sangre. Cuando Mu‘âwia Ibn Abî Sufiân, tuvo la autoridad, reasignó a ‘Amr Ibn Al ‘Âs como gobernador de Egipto. En este tiempo, ‘Uqba Ibnu Nâfi‘ volvió a la escena. ‘Amr Ibn Al ‘Âs le reprochó por abandonarle sin darle apoyo frente a ‘Ali Ibn Abi Taleb, después de habérselo enseñado todo. ‘Uqba le respondió con que nunca podría haberse enfrentado a ‘Ali.

Más tarde, pensaron de nuevo en las conquistas, pero parecía que había habido algún error en la ecuación porque los romanos pudieron recuperar todas estas tierras.

Una ecuación equivocada:

Imaginad que este hombre conquistó todo el norte de África dos veces, un área de dos mil kilómetros desde Barqa hasta Tánger. Los barbaros no colaboraban con él y en esto precisamente residía el error, porque no pudo hacerse comprender con ellos.

‘Uqba llegó hasta Tánger por segunda vez, y se detuvo ante el mar diciendo: “¡si supiera que hay una tierra por detrás de tu orilla, iría a conquistarla por la causa de Al∙lâh!”

En este tiempo los romanos y los bárbaros decidieron asesinarlo y empezaron a montar una trampa para ello. A ‘Uqba siempre le había fallado guardarse las espaldas. Aunque fuera un héroe que siempre tomaba la iniciativa, cometía errores.

En su camino a Qairawan le atacaron y asesinaron. ‘Uqba murió a los 62 años de edad, en el año 62 de la Hégira.

Al-Ándalus fue conquistada en el año 92 de la Hégira, treinta años después de su muerte, sin embargo fue ‘Uqba quien abrió el camino para esta conquista. La historia se forma gradualmente y quien se apresura no puede lograr nada.

A la muerte de ‘Uqba los romanos re-ocuparon todas las tierras que había conquistado.

En el próximo episodio, hablaremos de un nuevo héroe en la conquista de Andalucía que es Musa Ibn Nusair.

_______________

[1] Al∙lâh:significa Dios. Es el Nombre Más Grande que ostenta el Único Creador que posee todos los atributos propios de la divinidad, tal como fue revelado en el Qor´ân.

[2] (SAAWS): Sal·la Al·lâhu Alayhi Wa Sal·lam: Los Rezos y la Paz de Al∙lâh sean sobre él, que es explicada por los ulemas como sigue:

Sal·la Al·lâhu Alayhi: significa que le cubra con su misericordia…El motivo de traducirlo literalmente es porque estas palabras son repetidas por los musulmanes de todo el mundo, siguiendo el precepto divino de decir esta expresión siempre que se mencione al Profeta, en la llamada a la oración (Al Âdhân) o en cualquier circunstancia, como veneración concedida por Al·lâh a Su último Mensajero, que ha sido enviado a toda la humanidad. Wa sal·lam: significa: y derrame Su Paz sobre él.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

  • Viajes Almusafir

    VIAJES ALMUSAFIR Agencia de Viajes - Travel Agency Agente: Faysal Mnawar Tfn. 24h: +34 626 363 493 info@almusafir.es / www.almusafir.es
A %d blogueros les gusta esto: